Menú
Tiempo de lectura: 3 minutos

Diálogos de la Abogacía ante el desafío de la longevidad

Miembros del Consejo Científico de la Escuela de Pensamiento de Fundación Mutualidad Abogacía participaron en la mesa redonda “Diálogos de la Abogacía ante el desafío de la longevidad”, organizada en el XII Congreso de la Abogacía en Valladolid.

Entre las múltiples ponencias del XII Congreso de la Abogacía celebrado en Valladolid del 9 al 11 de mayo tuvo lugar la mesa redonda “Diálogos de la Abogacía ante el desafío de la longevidad”, en la Sala Plenaria del Congreso, que fue presentada por Enrique Sanz Fernández-Lomana, presidente de la Mutualidad.

Moderados por José Miguel Rodríguez-Pardo, presidente de la Escuela de Pensamiento de Fundación Mutualidad Abogacía, intervinieron como ponentes María Blasco Marhuenda, científica y directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas; María Durban, catedrática de Estadística en la Universidad Carlos III; Francisco Fernández Marugán, Defensor del Pueblo, y Antonio Garrigues Walker, presidente de la Fundación Garrigues y presidente de honor del despacho Garrigues.

Reconocimiento

Al iniciar la presentación, Enrique Sanz Fernández-Lomana pidió un aplauso en memoria de Alfredo Pérez Rubalcaba, a lo que el público en pie respondió con una larga ovación. A continuación, comentó que con el envejecimiento se abre un nuevo ecosistema judicial que calificó “como el derecho de tercera generación”.

En su intervención, el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, comenzó indicando que existen distintas cuestiones que determinan las razones para que al desafío de la longevidad no le hayamos dado la solución correcta: “Vivimos en un país con muy baja fecundidad, hemos pasado a tener una enorme esperanza de vida y cada vez la sociedad cuenta con más personas mayores”.

Tras un relato estadístico que confirmó su análisis, propuso una reflexión: “La sociedad española está formada por un millón y medio de mujeres y hombres que viven en soledad y hemos dejado una parte importante de la asistencia de estas personas en el mundo privado. Tenemos que tomar conciencia de ello y hacer algo para hacer frente a estos problemas en la sociedad”. Para terminar, el Defensor del Pueblo manifestó su firme compromiso “para que se prodigue en la sociedad una mayor mentalidad solidaria”.

A continuación intervino María Blasco, científica y directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, quien destacó: “El envejecimiento provoca el aumento de las enfermedades degenerativas y si se llegan a descubrir las claves que puedan alargar la juventud, conseguiremos llegar a la vejez con buena salud”, añadió. “El envejecimiento es biológico y si logramos entenderlo, llegaremos a una edad avanzada en buenas condiciones”.

Por su parte, María Durban, catedrática de Estadística en la Universidad Carlos III de Madrid, defendió que “el envejecimiento no es una condición, sino un reto, y también una oportunidad para la Abogacía. Trabajamos sobre datos erróneos, porque la OMS dijo en 1956 que una sociedad es envejecida cuando el 7 % de su población tiene 65 años o más y esta cifra no ha cambiado en los últimos 60 años”.

Por último, Antonio Garrigues Walker, presidente de la Fundación Garrigues y presidente honorífico del despacho Garrigues, reconoció: “El único tema que me preocupa es la mortalidad biológica”, recordando diversas cuestiones que están en el debate social, como la criogenia y sus implicaciones jurídicas o los estudios para frenar la baja natalidad en EE. UU. con los úteros artificiales.

Este finalizó su intervención diciendo: “Longevos del mundo, uníos. Yo tengo 84 años, pero vendré al próximo Congreso de la Abogacía”. Esta frase provocó un encendido aplauso de los asistentes, después del cual se procedió al cierre de la jornada.