Menú
Tiempo de lectura: 2 minutos

Andalucía, sitio de referencia europeo en envejecimiento activo

La Comisión Europea ha designado a Andalucía como sitio de referencia para las políticas de envejecimiento activo, obteniendo la máxima puntuación (cuatro estrellas) y con el distintivo de especial reconocimiento a su excelencia.

La Consejería de Salud y Familias de Andalucía ha sido reconocida por la European Innovation Partnership on Active and Healthy Ageing (EIP on AHA) con el distintivo cuatro estrellas a la excelencia. Así, la comunidad autónoma se sitúa como sitio de especial referencia dentro de esta red europea de innovación e investigación en el envejecimiento activo y saludable. La Unión Europa ha tenido en cuenta el  compromiso de la Junta de Andalucía con programas como Receta XXI, la Plataforma En Buena Edad y Clic Salud.

La consejería ha logrado esta distinción en el encuentro de la EIP celebrado a finales del pasado mes de septiembre en la localidad danesa de Aarhus. Este foro trata de aunar «la cuádruple hélice que constituye este ecosistema de salud y que consta de la administración pública, la industria, la academia y la ciudadanía», explica el secretario general de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud de la Consejería de Salud y Familias de Andalucía, Isaac Túnez.

Esta distinción supone el reconocimiento al trabajo realizado en el diseño e innovación en estrategias para mejorar las condiciones en las que los ciudadanos envejecen de un modo activo. Además, Túnez ha destacado que este sello de calidad es positivo para «seguir desarrollando las políticas de digitalización e impulso de las nuevas tecnologías en favor de un mejor despliegue de los cuidados de la salud».

En esta ocasión, la European Innovation Partnership on Active and Healthy Ageing ha reconocido 77 sitios de referencia, de los que 25 han conseguido las 4 estrellas y de ellos, 6 tienen el distintivo de especial reconocimiento a la excelencia, como es el caso de Andalucía.

La Comisión Europea puso en marcha este distintivo en febrero de 2012 con un objetivo estratégico: aumentar en dos años la esperanza de vida con buena salud de los ciudadanos europeos para el año 2020.