Menú

Efectos colaterales del envejecimiento de la población en España en las próximas décadas

De acuerdo con el Informe Anual 2019 realizado por el Banco de España, se espera que nuestro país se convierta en los próximos 25 años en el más envejecido de la UE y, por ende, el que sufra el mayor incremento en la tasa de dependencia (la ratio entre la población mayor de 65 años, inactiva, y la población de entre 15 y 64 años, activa). Esta realidad está provocada por dos causas principales: el aumento de la esperanza de vida y el descenso de la tasa de fecundidad.

El envejecimiento poblacional de las próximas décadas tendrá un importante impacto en el ámbito de la política fiscal española, que se verá especialmente reflejado en el sistema público de pensiones, donde, previsiblemente, se deberán introducir medidas adicionales que refuercen su sostenibilidad.

Así mismo, este cambio de la pirámide demográfica tendrá su eco en el crecimiento potencial de la economía y en el mercado laboral del país, repercutiendo especialmente en la productividad de los trabajadores. Es sabido que reducir o incluso evitar el deterioro de la empleabilidad de los trabajadores a medida que envejecen, pasa por reforzar el papel de las políticas activas de empleo y de la formación continua, así como introducir cambios específicos en las condiciones laborales.

 

Accede al informe completo: Informe Anual 2019 Banco de España